Poda Salvaje en Tomares

En una época poco aconsejable para podar según la mayoría de expertos, la avenida Reina Sofía, en Tomares, está quedando tal como puede apreciarse en las fotos. Los árboles de la especie parkinsonia, también llamado espino de Jerusalén o palo verde (de nombre científico Parkinsonia aculeata), han sido podados de manera agresiva, eliminando la totalidad de las ramas y dejando tan solo los troncos con los muñones, heridas que ya el árbol no cicatrizará.


Hace dos años, si no me falla la memoria, se acometieron las mismas podas. Estos árboles volverán a brotar con fuerza, no porque las podas les beneficien, sino como medida de urgencia para compensar la parte aérea perdida (ramas) con la parte radical y poder así seguir realizando la fotosíntesis. Ya de por sí las altas temperaturas de los últimos días (cercanas a los 40º) suponen un mayor estrés para nuestros árboles. Ahora, el aumento de la transpiración de sus ramas verdes y el crecimiento forzoso al que se ven obligados si quieren sobrevivir, supondrá un duro golpe para ellos. Muchos pensarán que estas podas apenas dañan al árbol cuando en pocas semanas comiencen a verse las primeras ramas, quizás sean los mismos que han tomado la decisión de podarlos. Una vez más me pregunto ¿para qué?

Por último, recordar que este tipo de podas provoca un crecimiento desordenado y desmesurado que obligará a realizar nuevas podas en verano para eliminar las ramas finas que crecerán hacia el suelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: