¿Son acertadas las talas de los plátanos de Almirante Lobo?

En los últimos días una noticia ha suscitado una gran polémica en la ciudad de Sevilla. Se trata de las talas que se están produciendo en la calle Almirante Lobo, una actuación que forma parte de las obras de reurbanización de esta céntrica calle.

Estos días he podido leer en la prensa todo tipo de comentarios, la mayoría contrarios a estas talas. He de decir que tanto unos como otros tenían parte de razón y mi opinión coincide con parte de los argumentos de unos y otros. Me explico a continuación.

La calle Almirante Lobo tras las talas (Fuente: Cultura de Sevilla )

Comenzaré describiendo muy brevemente el plátano de sombra y mencionaré algunas claves básicas que han de cumplirse para el buen mantenimiento de esta especie arbórea.

El Platanus x hispánica es el Plátano de sombra. Erróneamente en la prensa lo llaman plataneros o plátanos de Indias. Lo cierto es que esta especie, la que mayoritariamente se planta en las calles de Sevilla, es un híbrido entre el Platanus occidentalis (de la costa este de EEUU) y el Platanus orientalis (del suroeste de Asia).

Como muchos sabéis, se trata de un árbol que puede alcanzar gran porte, hasta 30 ó 40 metros. Sus hojas recuerdan a las de los arces y a menudo se encuentran enfermas de oidio, que le dan un aspecto blanquecino y retorcido.

Se trata de un árbol de madera blanda y esta es una de las claves para su mantenimiento, hay que evitar las podas de ramas gruesas. Solo hay que realizarles podas de formación en los primeros años para guiar las ramas jóvenes (cortando las ramas nuevas finas), evitando así que en el futuro las ramas crezcan hacia ventanas, edificios, señales de tráfico, farolas, u otros elementos que puedan ser afectados. Nunca deben podarse ramas gruesas, de forma que los ejemplares adultos con una copa bien formada y guiada apenas requieren de poda. Pero no solo no la requieren, sino que hay que evitarlas. El plátano adulto nunca debe podarse (salvo excepciones, como ramas secas por ejemplo), es muy sensible a la entrada de hongos por las heridas de poda, heridas que son incapaces de cicatrizar, lo que produce la lenta pero imparable pudrición del interior de las ramas y troncos.

Este último párrafo es la clave para su buen mantenimiento. Seguro que muchos, al leerlo, os habéis sorprendido, pues nada de esto se cumple en Sevilla: los plátanos no son podados adecuadamente de jóvenes, estos árboles crecen sin control y cuando son adultos sus enormes ramas gruesas se meten en las ventanas de los edificios, tapan farolas, tapan semáforos, son molestas, etc. Es entonces cuando viene la solución “típica sevillana”: mutilar al árbol, cortar todas las ramas gruesas, dejarlos “pelados” y olvidarse así del árbol durante años. Craso error, al poco tiempo las heridas de poda, incapaces de cicatrizar, son un foco para la entrada de hongos, hongos que terminan por pudrir el interior de las ramas e incluso el tronco, ahuecando el ejemplar y dando como resultado un árbol magnífico de sombra pero potencialmente peligroso, muy peligroso por presentar riesgo de caída de ramas e incluso del árbol entero (hay que recordar la muerte, hace varios años, de una señora que paseaba por Manuel Siurot cuando le cayó una rama de un plátano hueco y enfermo).

Ejemplar de plátano mutilado, enfermo y peligroso en el Paseo de las Delicias (Fuente: elaboración propia)

Una vez llegados a este punto, ¿qué hace el ayuntamiento o las contratas? Pues gastar dinero en volver a podar esos árboles para “descargar” de peso las ramas y disminuir así el riesgo de caída de árboles y ramas totalmente enfermos y peligrosos para los peatones y vehículos. ¿Es esta la solución? Pues según mi modesta opinión no, es solo un parche y la solución razonable no sería seguir gastando dinerales en podas, sino cortar todos los árboles enfermos de la ciudad, plantar otros nuevos (en muchos casos habría que plantearse cambiar de especie de árbol) y desde el minuto uno realizar podas de formación, guiando al árbol para que, una vez adulto, no sean necesarias más podas y el árbol siga creciendo sano y vigoroso, sin ser un riesgo potencial de caída de ramas y sin tener que gastar un dineral en podas innecesarias y letales para el árbol.

Con toda esta información, ¿son acertadas las talas de los plátanos de la calle Almirante Lobo? Pues según el prisma con que miremos la actuación. Yo estoy seguro de que el fin primordial no ha sido talar los árboles por la peligrosidad potencial de éstos, sino simplemente sustituirlos por otros árboles de mucho más pequeño porte para garantizar la visibilidad de la Torre del Oro. Era uno de los principales objetivos de esta reurbanización. En este sentido las valoraciones son subjetivas y variadas.

Sin embargo, desde el punto de vista de la sanidad de los árboles, he de decir que la actuación seguramente esté más que justificada. Ante todo debo advertir que no he presenciado personalmente las talas, no he comprobado uno a uno el estado de los árboles, pero sí conozco el estado de los plátanos de zonas cercanas, como Palos de la Frontera o Paseo de las Delicias, árboles que han sufrido las mismas podas que los de Almirante Lobo y cuyo estado es muy lamentable. Es cierto que había ejemplares jóvenes aún sin podar y, por tanto, sanos, pero en este sentido la justificación viene influenciada porque quieran sustituirse los plátanos por árboles de pequeño porte.

Según puede apreciarse en la captura, los árboles tenían multitud de ramas gruesas que fueron podadas en su momento y que presentaban podredumbres (Fuente: Google Street View)

Para terminar, quisiera que todo aquel interesado en ver un ejemplar de plátano de sombra sano (es decir, que apenas haya sido podado) observe los plátanos del interior del Parque de María Luisa, o los del interior de los Jardines del Cristina (los de la avenida de Roma, por desgracia, ya fueron mutilados hace un tiempo ). También en la plaza del Cristo de Burgos tenemos buenos ejemplares, aunque las motosierras llegaron a esta plaza el año pasado .

Todo esto no lo dirá el ayuntamiento, todo esto no lo publicarán los medios de comunicación, pero todo esto es sabido por los profesionales que entendemos de estos temas, profesionales que una y otra vez hemos denunciado estas actuaciones, pero otros intereses son los que prevalecen. No es la primera vez que publico estas denuncias sobre las podasy creo que, por desgracia, tampoco será la última.

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by Nuria on 02/09/2014 at 18:04

    Buenas tardes:

    Estoy completamente de acuerdo contigo. En Sevilla no se realizan podas para nada correctas. Por ponerte otro ejemplo, en el barrio del Cerro del Águila, durante el mes de Julio han podado todas las Melias azedarach, dándoles una “caña” no justificada y mucho menos en verano y han eliminado árboles que no se yo si de verdad se lo merecían. Además, han quitado toda la sombra de la principal calle del barrio, Afán de Ribera.

    Me ha alegrado mucho saber que alguien como usted se preocupa por los árboles como yo. Un saludo.

    Responder

    • ¿Podando en verano las melias? Increíble, eso lo dice todo. Es una de las calles más bonitas de El Cerro, Afán de Ribera con esa magnífica bóveda arbolada. Una verdadera lástima esa actuación, solo sirve para debilitar los árboles. Gracias por tu comentario y por la información. Por desgracia el ayuntamiento se vanagloria de la gran cantidad de podas que realiza, para mí eso es sinónimo de destrucción del arbolado.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: