El pasado sábado reforestamos el arroyo de las Hayeras (Camas-Sevilla)

El pasado sábado, 2 de Febrero, se celebraba el Día Mundial de los Humedales. Que mejor forma de celebrarlo que realizando la primera actuación de la asociación Sevilla +VERDE. Esta actuación sirvió para conocer mejor la zona y la vegetación de ribera del Guadalquivir que luego pudo ser utilizada en la reforestación del arroyo de las Hayeras. Además, nos ha servido para saber que hay bastante gente interesada en este tipo de actuaciones, lo que nos motiva aún más para las próximas convocatorias (se anunciarán con más antelación).

Arroyo de las Hayeras antes de desembocar en el Guadalquivir

El Arroyo de las Hayeras nace en Valencina de la Concepción y se nutre de dos pequeños afluentes de régimen permanente, el arroyo de los Alfileres (que nace en Castilleja de Guzmán) y el arroyo que nace en Castilleja de la Cuesta, junto al cerro del Carambolo. El arroyo se encuentra entubado bajo el pueblo de Camas y sale a la superficie junto a la SE-30, que recorre de forma paralela. Por desgracia, este último recorrido del arroyo se realiza totalmente canalizado y hormigonado, despreciando completamente la vegetación de ribera que pudiera acoger:

Tras pasar por Camas, el arroyo de las Hayeras recibe aguas contaminadas:

Está estudiado que la vegetación de ribera, especialmente los chopos y sauces, depuran las aguas de los ríos, mejorando así su calidad. Sin embargo, en la canalización realizada en los 80 se trató al arroyo como si fuera un simple canal de riego. Esta mentalidad dista mucho de apreciar el medio ambiente. Ni tan siquiera se aprovechó para realizar un paseo arbolado junto al arroyo para que los vecinos pudieran disfrutar del entorno sino, más bien, aprovechar la zona como escombrera (existiendo a escasos metros un Punto Limpio):

La idea de Sevilla +VERDE ha sido la de reforestar el tramo final del arroyo y que va paralelo a la vía verde de Camas hasta su desembocadura en el Guadalquivir. Este tramo, de poco más de 500 metros, se salvó de la canalización de hormigón.

Sin embargo, este tramo tiene dos factores que evitan que se establezca la vegetación natural: los incendios provocados y el pastoreo. Las fincas cercanas dejan los caballos sueltos en el entorno del arroyo, en vez de alimentarlos en sus propios terrenos. Estos animales acaban con todo. Esperemos que nuestras plantaciones resistan el sobrepastoreo de la zona.

La experiencia del sábado consistió en la recolección de estaquillas de la vegetación de ribera que crece en el Guadalquivir, a escasos metros del arroyo:

Las estaquillas fueron clavadas en las márgenes del cauce del arroyo a la espera de que broten en las próximas semanas con la llegada del calor primaveral. Se plantaron estaquillas de sauces, álamos negros, álamos blancos y olmos.

En las próximas semanas, desde Sevilla +VERDE organizaremos nuevas convocatorias para actuar en nuestros ríos. De esta manera, podremos recuperar poco a poco la vegetación que el hombre ha eliminado, beneficiándonos del oxígeno y el paisaje que nos proporciona y, además, regalando nuevos hábitats a la fauna que nos rodea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: