Un trocito de monte a las afueras de Sevilla

A poco más de 3 km de la Isla de la Cartuja se erigen los cerros que por el norte delimitan la Cornisa del Aljarafe. El más famoso de ellos, el de Santa Brígida, es el más cercano a la autovía de la Ruta de la Plata y el que más cerca se ve desde Sevilla y Triana

Algunos de estos cerros mantienen oculta una vegetación relíctica que en siglos pasados, antes de que la agricultura intensiva llegara, era la que poblaba los alrededores de la capital hispalense. Son importantísimos estos relictos de vegetación, pues no solo son testigos de la vegetación autóctona arrasada por la agricultura y los incendios en el Área Metropolitana de Sevilla, sino que además mantienen estables estos cerros cuya pendiente imposibilita la agricultura y son castigados por la fuerte erosión.

La causa de la permancencia de la vegetación autóctona es precisamente la imposibilidad de cultivar estas tierras en pendiente, sin embargo, el arado continuo de las tierras colindantes acechan cada vez más este trocito de monte y cada año van “arañando” más la tierra para irla incorporando al cultivo.

Por desgracia, muchos son los espacios deforestados en nuestro territorio, así que consideramos de gran valor este trocito de monte tan cerca de Sevilla y que todos debemos cuidar.

La vegetación principal es el matorral formado por las jaras blancas (Cistus albidus) y los matagallos (Phlomis purpurea). Entre ellos podemos ver también lirios morados, que en breve echarán sus flores, y algunas higueras y almendros que resisten a duras penas los incendios provocados por la quema de rastrojos de los cultivos que los acosan.

Las jaras blancas son quizás menos conocidas que las jaras pringosas, tan comunes por nuestros montes de la Sierra Norte de Sevilla. La jara blanca suele crecer en cualquier suelo, aunque es más típica en suelos calizos (como los del Aljarafe), donde a la jara pringosa le costaría vivir:

Los matagallos crecen en cualquier tipo de suelo, creciendo aquí sobre suelos arcillosos calizos:

Toda esta vegetación indica degradación del bosque mediterráneo. Este tipo de plantas, especialmente las jaras, suelen indicar también degradación como consecuencia de los constantes incendios que se dan, provocados en este caso por los agricultores.

Poco a poco, desde Sevilla +VERDE y con la ayuda de todos, iremos recuperando la vegetación autóctona de los alrededores de Sevilla.

Anuncios

2 responses to this post.

  1. Posted by Antonio José Martínez Villarejo. on 02/01/2013 at 16:08

    Desde el voluntariado local en Camas estamos hablando sobre propuestas concretas para paliar algunos de los procesos erosivos que estamos observando en el Cerro de Santa Brigida.
    Podriamos ponerlos en común si té acercas un día a las zonas de plantación, alguno de los dias que quedemos.
    Enhorabuena por tú blog.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: