Mutilaciones de árboles temporada 2012/2013 (I): Avenida de Roma

Ya han empezado. Un año más podemos comprobar en algunas calles de Sevilla el comienzo de la temporada de podas, de mutilaciones en el caso de nuestra ciudad.

Empezamos este año por la Avenida de Roma, concretamente con los plátanos, árboles que en nuestra ciudad se encuentran enfermos en su mayoría. La técnica es siempre la misma: no se podan periódicamente los árboles, cuando les toca el turno se eliminan ramas de grandes dimensiones y diámetros que el árbol es incapaz de cicatrizar, entran enfermedades, el árbol enferma y acaba pudriéndose, con el peligro que ello conlleva.

Ante árboles como los plátanos de la Avenida de Roma, de grandes dimensiones aunque enfermos y podridos por dentro, caben dos posibilidades de actuación:

1) Eliminar las ramas grandes que más tarde o temprano pueden desprenderse como consecuencia de la podredumbre del interior del árbol (descarga de peso de las ramas).
2) Cortar los árboles enfermos y plantar otros nuevos sanos.

La actuación que vemos en las fotos, tomadas el pasado jueves 29 de Noviembre, se corresponde con la opción 1). He aquí un círculo vicioso, nos explicamos. Como consecuencia de la falta de periodicidad de las podas, cuando toca el turno de podar un árbol se eliminan ramas de gran diámetro, como se ha explicado anteriormente, el árbol se debilita por la entrada de enfermedades y se pudre por dentro. Las ramas pierden resistencia estructural como consecuencia de la podredumbre y presentan riesgo de caída. Llegados a este punto (como el caso que nos ocupa), se eliminan aquellas ramas de gran envergadura con riesgo de caída, entrando de nuevo en el círculo vicioso, pues esas ramas podadas no cicatrizarán y entrarán más enfermedades al árbol, estando cada vez más enfermo.

¿Qué sería lo ideal? Pues lo más barato y la solución del problema sería la alternativa 2), si bien, se trata de la más drástica. Habría que cortar los árboles enfermos y sustituirlos por otros jóvenes sanos, empezar de 0, pero cambiando la gestión, es decir, podando cada menos tiempo y nunca ramas gruesas para evitar que de nuevo los nuevos árboles enfermen, ahorrándonos de esta manera carísimas podas y riesgo de caída de ramas de grandes dimensiones. Lo ideal sería sustituir los árboles en varios años, para evitar el impacto visual drástico que supondría cortar todos los árboles al mismo tiempo. Ésta sería la gestión más adecuada, la que no pone en riesgo al ciudadano y la menos costosa. Se trata simplemente de una buena gestión del arbolado viario de la ciudad.

Por último, recordar que la mayoría de los árboles, y en el caso de los plátanos, solo es necesaria la poda de los árboles jóvenes para formarles un tronco alto que no moleste al tráfico o los peatones, siendo después innecesaria la poda (tan solo si existe alguna rama enferma o que haya crecido desmesuradamente y estorbe). Si echáramos cuentas, ¿cuánto dinero podríamos ahorrarnos en podas innecesarias e invertirlo en el mantenimiento y creación de zonas verdes, gran problema en Sevilla?

Anuncios

One response to this post.

  1. Your post has great examples.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: