Nuevo desplome de una gran rama como consecuencia de mutilaciones pasadas

Anoche una nueva gran rama de árbol se cayó provocando daños materiales, afortunadamente no hubo daños personales. Se trata del ficus de la plaza Marcos Hiráldez de Acosta, al final de la calle Procurador en Triana:

1

1

Muchos pensarán que la culpa es del ayuntamiento por no podar los árboles, otros pensaran que el problema es la lluvia, pero, ¿cuál es la causa real de la cáida de esta rama?

Veamos. Los árboles, una vez plantados en las calles, necesitan de poda de formación, es decir, poda de ramas de pequeñas dimensiones para formar el tronco del árbol y evitar así el crecieminto de ramas molestas para el peatón, la circulación de vehículos, fachadas, etc. Estas podas deben realizarse periódicamente, cada 2 ó 3 años o incluso anualmente, aunque de forma muy somera. Estas podas ya no son necesarias una vez que el árbol ha crecido lo suficiente y tiene un tronco formado.

Una vez desarrollado el árbol, éste requiere de podas de mantenimiento que eliminen ramas peligrosas, enfermas, secas, etc., pero son podas que sólo deben realizarse cuando se quiera solucionar uno de estos problemas.

¿Qué pasa en Sevilla? Pues que las podas que hace Parques y Jardines, o las empresas subcontratadas por ellos, las realizan muy espaciadas en el tiempo, y cuando éstas son ejecutadas son realizadas de una manera muy drástica. Son las tan criticadas mutilaciones que desde este blog han sido denunciadas:

1

1

¿Y cuál es la consecuencia de todo esto? Pues bien, estas podas salvajes no solo no solucionan los problemas que pueda tener el árbol, sino que lo perjudican gravemente, ya no solo porque pueden llegar a morir o a debilitarse con el paso de los años, sino porque enferman y son un peligro para los peatones y vehículos. En el ejemplo que tratamos del ficus de Triana podemos analizarlo perfectamente:

1

Si nos fijamos en la foto del ficus, podemos obervar, justo mirando hacia el plano de captura de la foto, una gran cicatriz producida por la poda de una gran rama hace varios años. Esta rama podada, al ser de grandes dimensiones, no ha sido capaz de cerrarse y cicatrizarse por completo, por lo que ha sido vulnerable a la entrada de pudriciones. El color negro de la pudrición es muy evidente. Esta pudrición se ha extendido, como puede verse, a otras partes del árbol, afectando a la rama desplomada. Una pudrición conlleva la pérdida de resistencia de las ramas, con lo que si sumamos a ello un peso excepcional como conecuencia de las intensas lluvias, pues producen la rotura inminente de la rama.

Cuál va a ser la solución, ¿sanear el árbol? ¿cortarlo y plantar otro sano y no mutilarlo como se ha hecho con éste? La respuesta más problable a estas cuestiones es que no, la solución dada será mutilar por completo el árbol (como ya pasó con los ficus de los Jardines de Murillo o el ficus de la Encarnación) y vuelta a empezar, otra vez dentro del mismo círculo vicioso.

Por desgracia, si la gestión de Parques y Jardines no cambia, seguirán produciéndose caídas de ramas como consecuencia de árboles enfermos y seguirán mutilándose los árboles de nuestra ciudad, sin dar solución a los problemas que los árboles (y las zonas verdes) tienen en Sevilla.

Anuncios

One response to this post.

  1. […] cambios d farolas y + cuidado conárboles. menos mal q no hay victimas @curroperez @zoidoalcalde elgiraldillodesevilla.wordpress.com/2012/11/08/192/ […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: